Si no hay sexo, no hay comida

El 9% de los afganos son chiitas, y desde hace unos días, una nueva ley les permite castigar a sus esposas privándolas de comida en caso de que se nieguen a satisfacer sus necesidades sexuales.

mujer afganaEntrevistado por el periódico español El País, el Mulá Mohakik Zada , explica que “la ley no incluye el castigo sin alimentos” , y afirma que “el Corán regula la obediencia de la mujer en el tamkeen y establece cuál debe ser la graduación del enfado del esposo. Primero, dejar de hablarle; después, separar las camas; tercero, darle un aviso, y sólo en último lugar está permitido golpear suavemente sin causar heridas”.

El mulá sostiene que la ley mejora la situación porque permite que la mujer se niegue en caso de menstruación o dolencia, y acusa a la prensa extranjera de sacar este asunto de contexto. “Ocurre en Irak, en Irán y en Siria, ¿por qué tanto ruido con Afganistán?”.

 Además, de acuerdo a la legislación afgana, la mujer debe pedirle permiso a su marido para salir de la casa. Según el Mulá, es más que entendible. “El hombre se compromete a mantener a la mujer en todo desde el momento que ésta sale de casa de su padre, y es lógico que tenga el derecho de permitirle o no salir a la calle”. Además, el Mulá asegura que en la nueva ley hay una mejora, ya que la mujer ya puede salir de su casa en caso de urgencia, como una enfermedad.

 Hay cambios, pero no alcanzan

Allá lejos y hace tiempo, cuando fuera derrotado el régimen talibán, el mundo esperaba ver a las mujeres afganas libres y haciendo pleno uso de sus derechos más fundamentales. Pero los cambios en materia de derechos humanos, en Afganistán, tienen un ritmo mucho más lento que el resto de la realidad.

No cabe duda de que – como lo señalan expertos de la organización Human Rights Watch – el hecho de que las mujeres integren ahora el Parlamento es positivo, y que millones de niñas puedan ir a la escuela primaria es un cambio digno de celebrar.

Pero no alcanza.

El porcentaje de niñas que pueden acceder a educación secundaria sigue siendo mínimo. Según HRW, “la violencia contra la mujer es endémica, las mujeres en la vida pública se ven regularmente amenazadas, y muchas de ellas han sido asesinadas”.

Tal como lo señaláramos en un artículo anterior, la política tiene un rol más que importante en la vida privada de las mujeres. Es que, en momentos en que el presidente Hamid Karzai se siente amenazado o pierde poder, recurre a los sectores más fanáticos y conservadores, y así es como se vuelven más estrictas las leyes que regulan la vida privada de las mujeres, el manejo de sus bienes, la vida familiar y conyugal, e incluso cuántas veces por semana tendrán relaciones sexuales con sus maridos o tendrán derecho a alimentarse.

 

violence

 La investigadora de Afganistán para Human Rights Watch, Rachel Reid,  asegura que “para garantizar su reelección, Karzai no sólo ha hecho acuerdos con líderes chiitas de duro perfil, sino también ha considerado a ex caudillos y a comandantes militares abusivos de todos los grupos étnicos principales como posibles miembros de su gabinete. Muchas de las actitudes retrógradas de estos caudillos la hacia las mujeres son poco diferentes de las de los talibanes”.
Tal vez es más preocupante para las mujeres y las niñas el hecho de que Karzai se está posicionando como alguien que puede llevar al resurgimiento de los talibanes y de otras facciones fundamentalistas. Poca atención se presta a lo que esto significaría para las mujeres afganas, que han trabajado con valentía por las pocas y valiosas libertades que han ganado en los últimos años.

En un artículo publicado en “The Washington Post”, Reid cita a una activista afgana por los derechos de las mujeres, que ha asegurado que “los tratos con los talibanes significarán que todo lo que hemos logrado en los últimos ocho años podría perderse. Habrá sido solo un sueño.”

“Se supone que el gobierno de Kabul y sus partidarios son distintos a las personas contra quienes luchan”, asegura Rachel Reid. “Sin embargo”, dice, “en lo que respecta a los derechos de la mujer, los afganos podrían concluir que no hay tanta diferencia entre los dos, como lo habían esperado”.

Una vez más, los derechos más elementales de las mujeres vuelven a ser moneda de cambio. Una bandera que el mundo occidental hace flamear cuando responde a sus intereses y resulta “políticamente correcto” y que olvida en forma casi instantánea en pro de beneficios y alianzas. Mientras tanto, son ellas las que cada día de sus vidas deben enfrentar la humillación, la vejación y el maltrato, mientras el mundo mira con indiferencia o se lamenta, en el mejor de los casos.

 

  

About these ads

5 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Eliseo
    ago 25, 2009 @ 09:31:07

    “No existe mayor escandalo, que la aceptacion de este” deciá Simone de Beauvoir, una afirmacion que comparto y considero apropiada para la cuestion que nos ocupa … La utilizacion de la mujer (o de cualquier ser humano) para uso propio, cual si de un objeto se tratara, resulta simple y llanamente “escandalosa”, inaceptable y vomitiva …Partiendo de esta premisa, quedá claro mi repudio mas firme y rotundo, a las formas de imposicion y sometimiento al que las músulmanas se ven obligadas en tanto que tales, en los paises citados y en muchos otros en los que impera la ley islamica … Nigun dogma religioso ó “tradicion cultural”, puede amparar tales desvarios, ni justificar su puesta en práctica, so pena de caer en el descredito mas absoluto y en el rechazo mas inequivoco por parte de las democracias del llamado “Mundo libre”…A esta compete ahora manifestarse en tal sentido, haciendo abstraccion de intereses particulares, en beneficio del derecho internacional, y de aquel que asiste en su dignidad a todo ser humano, segun viene recogido en la declaracion de las Naciones Unidas … Denunciar tales hechos, constituye una obligacion moral en la que todos deberiamos sentirnos implicados, desde el lugar que cada uno de nosotros ocupe, por una simple cuestion de decencia …

    Responder

  2. claudia
    nov 12, 2009 @ 20:52:42

    Es lo mas cruel que e leido, siento pena pero de nada sirve, yo les diria a estas mujeres que luchen, que Dios que todo lo ve les dara su recomensa en el dia del juicio final sean amantes a Dios que el es quien las confortara ,por que en este mundo nadie les puede cambiar su realidad, esa es la verdad.

    Responder

  3. Chesana
    ene 03, 2010 @ 14:30:29

    Impresionante artículo. Y es cierto lo que dices que el mundo “civilizado” sólo mira hacia esos países cuando interesa.

    Se nos llama el “sexo débil”, y es cierto por cuanto estamos indefensas ante muchos comportamientos machistas que no hay forma de erradicar con la razón.

    Responder

  4. Miguel
    feb 24, 2010 @ 16:37:27

    Hoy he recibido por email un pps que trata de el sufrimiento que padecen las mujeres sometidas al machismo de los hombres afganos, buscando información por Internet encontré este blog del que he copiado y publicado este post. en el mío por supuesto dando su procedencia.
    Si por alguna circunstancia no te parece bien, dímelo y lo retirare lo antes posible. Hay que dejar de dar la espalda y gritarle al mundo las injusticias a las que están sometidas muchas personas

    Responder

  5. roxanalevinson
    feb 24, 2010 @ 17:31:45

    Miguel, no hay ningún inconveniente, al contrario. Estoy de acuerdo en que hay que hacer saber lo que sucede y me halaga que cites mi blog como fuente de información
    Gracias!
    Roxana

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: