Mutilación Genital Femenina (MGF): Consagración de la crueldad

“Tenía 10 años cuando mi abuela me dijo que me llevaba al río para realizar una ceremonia de iniciación. Insistió en que cuando terminara me darían muy bien de comer. Yo era muy pequeña y no tenía ni idea de lo que iba a pasarme. Cuando llegué a aquel lugar escondido entre unos matorrales, junto al río, fui desvestida. Me taparon los ojos y me quitaron la ropa completamente: fui obligada a tumbarme. Cuatro mujeres sujetaban mis extremidades, mientras otra se sentaba en mi pecho para evitar que me moviera. Me colocaron un trozo de tela en la boca, y entonces…me cortaron. El dolor era insoportable. Como me resistía e intentaba levantarme, perdí mucha sangre. Por supuesto, no me dieron ningún tipo de anestesia ni calmante para el dolor. La operación me produjo una hemorragia que me provocó una fuerte anemia. Durante mucho tiempo, cada vez que orinaba me dolía. A veces trataba de aguantar las ganas, por el miedo que me producía el dolor. Sufrí también infecciones vaginales. El corte me lo hicieron con una simple navaja”. (Hannah Koroma)

 

La mutilación/excisión genital femenina (MGF o FGM por sus siglas en inglés), comprende todos los procedimientos quirúrgicos que conllevan la ablación parcial o total del aparato genital externo, u otro tipo de lesiones, en los órganos genitales de la mujer por razones culturales o no terapéuticas de otro tipo. Las consecuencias para la salud de esta medida varían según el procedimiento que se utilice. Sin embargo, la mutilación/excisión genital femenina es universalmente inaceptable debido a que es una conculcación de la integridad física y psicosexual de la mujer y de la niña y es una forma de violencia contra ellas.

mutilacionLos cálculos sobre el total de mujeres vivas hoy en día que han sido sometidas a la mutilación genital en África varían entre 100 millones y 130 millones. Alrededor de 26 millones han sido sometidas a la infibulación, la forma más grave de mutilación/excisión genital femenina. Dadas las tasas actuales de nacimiento, esto significa que alrededor de 2 millones de niñas corren el peligro de sufrir alguna forma mutilación genital, inclusive la infibulación, todos los años. Estas prácticas se han registrado en por lo menos 28 países de África, en varios grupos de Asia meridional y oriental y entre algunos emigrantes de Europa, América del Norte y Australia que provienen de estos países y regiones.

 

Causas

Las causas de la MGF consisten en una mezcla de factores culturales, religiosos y sociales existentes familiares y comunitarios.

  • Cuando es una convención social, la práctica tiende a perpetuarse por la presión social a adaptarse a lo que hacen los demás y a lo que se ha venido haciendo tradicionalmente.
  • La MGF se considera a menudo parte necesaria de la buena crianza de la niña y una forma de prepararla para la vida adulta y el matrimonio.
  • La MGF suele estar motivada por creencias acerca de lo que se considera como un comportamiento sexual adecuado, relacionándose los procedimientos con la virginidad prematrimonial y la fidelidad matrimonial. Algunos creen que la MGF reduce la libido femenina, ayudando a la mujer a resistirse a los actos sexuales “ilícitos”. Por ejemplo, cuando se estrecha o cubre la abertura vaginal, se dificulta físicamente que la mujer tenga relaciones sexuales prematrimoniales. Posteriormente se necesita un doloroso procedimiento para reabrir la vagina y permitir el coito.
  • La MGF se asocia a ideas culturales de feminidad y modestia que incluyen la noción de que las niñas quedan “limpias” y “bellas” después de la eliminación de partes del cuerpo que se consideran “masculinas” o “sucias”.
  • Aunque no hay escritos religiosos que prescriban la práctica, quienes la llevan a cabo suelen creer que tiene un respaldo religioso.
  • Los líderes religiosos adoptan diferentes posiciones con respecto a la MGF: algunos la fomentan, otros la consideran irrelevante para la religión, y otros contribuyen a su eliminación.
  • Las estructuras locales de poder y autoridad, como los líderes comunitarios y religiosos, los circuncidadores e incluso parte del personal médico, contribuyen en algunos casos al mantenimiento de la práctica.
  • En la mayoría de las sociedades la MGF se considera una tradición cultural, argumento que se utiliza a menudo para mantener su práctica.
  • En algunas sociedades, la adopción reciente de esta práctica está relacionada con la imitación de las tradiciones de grupos vecinos. A veces ha comenzado como parte de un movimiento más amplio de resurgimiento religioso o tradicional.
  • En algunas sociedades la MGF se está introduciendo en nuevos grupos desplazados hacia zonas donde la población local la practica.

 

La mutilación genital femenina se realiza sobre todo en niñas y adolescentes de 4 a 14 años de edad. Sin embargo, en algunos países hasta la mitad de los casos de mutilación/excisión genital femenina se realizan en recién nacidas de un año, inclusive un 44% de Eritrea y un 29% en Malí.

mfg-stopSe estima que entre 100 y 140 millones de mujeres en todo el mundo han sufrido algún tipo de mutilación genital. Además, cada año, 2 millones de niñas corren el riesgo de sufrirla.

La mutilación genital femenina causa un daño irreparable. Puede conducir a la muerte debido a un síncope hemorrágico, un síncope neurogénico como resultado del dolor y del trauma y/o una grave e insuperable infección y septicemia. Se trata de una práctica de carácter traumático.

Procedimientos

La mutilación genital femenina se clasifica en cuatro tipos principales:

  1. Clitoridectomía: resección parcial o total del clítoris (pequeño órgano genital externo femenino sensible y eréctil) y, más raramente, también del prepucio (pliegue de piel que rodea el clítoris).
  2. Excisión: resección parcial o total del clítoris y los labios menores, con o sin excisión de los labios mayores.
  3. Infibulación: estrechamiento o sellado de la abertura vaginal mediante el corte y recolocación de los labios menores, y a veces también de los labios mayores, con o sin resección del clítoris.
  4. Otros: todos los demás procedimientos lesivos de los genitales externos con fines no médicos, tales como la perforación, incisión, raspado o cauterización de la zona genital.

 

Otros efectos dañinos incluyen: incapacidad para sanar; formación de abscesos;

quistes; crecimiento excesivo de tejido de cicatrización; infecciones del tracto urinario;cicatrices de neuroma; dolor durante la actividad sexual; un aumento en la susceptibilidad ante el VIH/SIDA, la hepatitis y otras enfermedades transmitidas por la sangre; infecciones del tracto reproductivo; enfermedades inflamatorias de la pelvis; infertilidad; menstruación dolorosa; obstrucción crónica del tracto urinario/piedras en la vejiga; incontinencia urinaria; parto obstruido y un aumento en el riesgo de hemorragia e infección durante el parto.

“Me dijeron que tenía que ser fuerte y no llorar si quería mantener el honor de mi familia. Después me vendaron los ojos y me inmovilizaron. Con dos gruesas cuerdas ataron mis rodillas, me abrieron las piernas e hicieron lo que quisieron: cortaron, cosieron … El dolor era tan insoportable que no pude evitar emitir alaridos ensordecedores”. (Hawa Aden Duale, mutilada a los 8 años de edad).

La mutilación genital femenina es una violación fundamental de los derechos de las niñas y es preciso eliminarla. Esto sigue siendo válido en los lugares donde se han tomado medidas para reducir los riesgos de salud que representa, como por ejemplo llevando a cabo la mutilación genital femenina en los hospitales o con médicos calificados. Tratar de que la mutilación genital femenina sea segura no la convierte en algo aceptable.

Fuentes de la información: Unicef, OMS, EmpowHer,Equality Now, Salem-News.

 

.

A “esa mujer” la política israelí le queda grande

Las elecciones generales se acercan, ya están a la vuelta de la esquina. Y a dos semanas del gran acontecimiento, sólo el 65% de los israelíes con derecho a votar están seguros de que lo harán. Un 13% ya ha decidido no sufragar , un 5% piensa que no lo hará y el 17% “cree” que votará.

¿Los motivos? Un 35% de los encuestados respondió que está “harto” de los candidatos, que siempre son los mismos.

Es evidente que no hay grandes novedades en la oferta electoral actual, sólo Tzipi Livni, la candidata del partido Kadima, se estrena en su postulación a primera ministra.    Pero tiene un gran inconveniente – a los efectos de poder resultar electa por la sociedad israelí – es mujer.

livi

Basta observar la campaña proselitista que está llevando a cabo el Likud contra “esa mujer”, en la que pretende mostrar las contradicciones de Livni, que – sin entrar a juzgar si son o no ciertas – pone en evidencia su condición femenina. El Likud afirma que la primera magistratura “le queda grande” y yo concluyo que jamás habrían ideado semejante campaña si Livni fuese hombre.

Hace unos pocos días finalizó la guerra, el operativo “Plomo Fundido”, como se ha dado en llamar. Y si bien el gobierno lo ha presentado como un triunfo, sólo Tzipi Livni se ha visto en la necesidad de tener tzipi-livnique explicar que ella también estuvo allí. Que fue exactamente un tercio del terceto que tomó las decisiones, que muchas de ellas fueron tomadas en base a sus propuestas y criterios … en fin, que también entiende del asunto. Es que Tzipi Livni – si bien ha trabajado en el Mossad – nunca manejó un tanque, ni disparó obuses, no planeó estrategias ni movilizó tropas. Y eso la deja fuera de la cancha, en un juego que es sólo para hombres. Livni ha querido jugarlo de todas maneras, y salió perdiendo.

Pero, cuidado, que no se me malentienda. Esta columna no pretende ser una apología ni mucho menos propaganda política para Tzipi Livni y su partido, Kadima. Esta reflexión va más allá de estar o no de acuerdo con su ideología política, sus propuestas, su figura y su plataforma, va más allá de su persona.

Lo que quisiera ver en algún tiempo no muy lejano en esta sociedad en la que vivo es que, cuando los candidatos de turno comiencen la carrera hacia la primera magistratura, todos puedan estar parados en la misma línea de largada. Y que las candidatas no deban empezar la carrera unos cuantos metros más atrás, porque, por ser mujeres, “les queda grande” y de esto no entienden nada.

“Desde el lugar de los hechos”

 

La periodista israelí Avirama Golán escribe una columna en el periódico Haaretz denominada “Hashaked 12”. El título es también, desde hace casi un año, su domicilio en la asediada ciudad de Sderot.  “El editor ya me ha insinuado varias veces que tengo que escribir algo. Sé que no es muy educado de mi parte, pero ni siquiera le he respondido. Nunca en mi vida había sentido tanto cansancio”.

Yo no vivo en Sderot, pero he pasado los últimos días allí, entre la frontera israelí con la Franja de Gaza y los alrededores realizando la cobertura para Intereconomía TV, de España, el canal para el que habitualmente trabajo. Cada tarde, al regresar hacia mi casa, me decía a mí misma que era el momento de escribir una nueva nota en mi blog. Pero me ganaba el cansancio…

Y no sólo por el apuro con que se trabaja en televisión, las esperas, la presión de los horarios y la tensión de estar siempre atento a las noticias y no perderse nada. Era un cansancio diferente, que me dejaba sin energías para escribir. Un cansancio tan profundo que no me permitía siquiera descansar.

Por eso estas imágenes, para compartir las vivencias y experiencias profesionales de estos días nada fáciles, sin escribirlas.

 

El nuevo Hamás

          “Hermano, necesitamos detalles. Que me averigüen de dónde vienen los disparos”

          – “Los disparos vienen desde arriba, no está claro desde dónde, al parecer desde el techo”.

          “Sí, desde el techo, desde el hospital, a unos 50 metros del hospital”.

          “Cuál es tu posición? ¿De dónde me estás hablando?

          “Estoy en el techo del hospital”

          “¿Estás arriba del hospital?”

          “Afirmativo”.

 Este diálogo entre, publicado en un sitio de Internet de Hamás,  tuvo lugar hace dos meses en Hebrón, entre el Jefe de las Fuerzas de Seguridad de Fatah en Cisjordania y algunos de sus combatientes en el terreno, que habían salido a matar activistas de Hamás, como parte de la lucha por mantener el control de Judea y Samaria. Los esfuerzos de Fatah eran enormes, pero tenían un serio problema: todas las conversaciones eran captadas por la red de Hamás, que avisaba a sus hombres para que pudieran salir a tiempo. Ese operativo, como muchos otros, fracasó debido a un buen trabajo de inteligencia militar realizado por Hamás.

 Así también fracasaron los intentos de Fatah por interceptar e invadir las cuentas de correo electrónico de los dirigentes de Hamás en Gaza. Un mensaje interno de la División de Protección de Información decía: “Recientemente se han producido una y otra vez violaciones al correo electrónico de unidades e integrantes de la organización, sus activistas e instituciones, como así también de altos dignatarios del gobierno de Ismail Hanye … Lamentablemente, han logrado engañar o tentar a algunos de nuestros activistas y revelar secretos codificados que jamás debieron haberse conocido”.

En Israel estiman que esta habilidad aprendida de Fatah fue utilizada por Hamás últimamente para interceptar comunicaciones no codificadas del ejército israelí.

 hamas1Esta capacidad de interceptar comunicaciones – más adecuada a un ejército regular y no a una guerrilla – como muchas otras capacidades, fueron adquiridas por Hamás en virtud de los vínculos cada vez más estrechos con los servicios de inteligencia de Irán, especialmente con los Guardianes de la Revolución, el organismo que encabeza los operativos tendientes a imponer la Revolución de Khomeini en otros países. 

Esta semana, una alta fuente militar israelí le dijo al periódico Yediot Ajaronot que “durante el último año, la organización Hamás ha concentrado sus principales esfuerzos – especialmente durante los meses de cese de fuego – en tres cuestiones principales: mejorar la capacidad de los misiles y cohetes, en cuanto a efectividad, alcance y precisión. Mejorar la contra-inteligencia, o sea, un intento de frenar a los servicios de inteligencia israelíes. Preparación en todos los aspectos de la lucha para una eventual incursión militar israelí. En todo esto, la ayuda de Irán tuvo muchísima importancia”.

 Según esta fuente, Hamás se prepara también en otro ámbito, no menos importante desde el punto de vista de la organización: “entrenamiento para el secuestro de un soldado israelí”.

 Si bien pasaron poco más de 48 horas hasta que Hamás convocó a sus “reservistas” al campo de batalla, en Israel está claro que los preparativos no comenzaron ni terminaron ahí. Según el suplemento “Siete Días” del periódico Yediot Ajaronot, ls servicios de inteligencia israelíes siguen con especial atención el impresionante cambio que se está produciendo en la organización Hamás. El armamento, los entrenamientos, la tecnología, y los operativos, han experimentado un cambio verdaderamente revolucionario y ahora al ejército israelí ya no lo espera un grupo guerrillero sino una organización con bases militares reales.

 El eje Teherán-Gaza

 La relación entre Irán y Hamás no siempre ha sido tan cordial.  El fundador de la organización islámica, el jeque Ahmad Yassin, se negó en forma constante a recibir apoyo iraní. Yassin alegaba que no hay regalos gratuitos, y que si aceptaba apoyo económico y entrenamiento de sus hombres por parte de Irán, se vería obligado a compartir su liderazgo con el régimen de los Ayatolas.

Sin embargo, esta negativa de Yassin tuvo una única y significativa excepción, que se transformó en un punto de inflexión: el 13 de diciembre de 1992, integrantes de Hamás secuestraron al gendarme israelí Nisim Toledano Z”L y lo asesinaron. Como consecuencia de este asesinato fueron echados al Líbano 415 hombres de Hamás y la Jihad Islámica y debieron instalarse en un campamento. Con la mediación iraní, encabezada por Alí Rezah Azkari – uno de los más altos jefes de los Guardianes de la Revolución y que se hiciera conocido en febrero de 2007 por su huida y autoexilio de Irán – se creó un vínculo entre los desplazados de Hamás y la organización chiita libanesa Hezbollah.

Ellos fueron visitados por representantes de la organización, junto con oficiales de los Guardianes de la hamas2Revolución y recibieron de ellos una completa capacitación acerca del armado de bombas y cargas y vehículos explosivos. Cuando Israel se vio obligado a permitir el regreso de estos hombres de Hamás, ese conocimiento fue utilizado para los atentados suicidas que siguieron. En la etapa que siguió al exilio en El Líbano, esos líderes de Hamás fueron responsables de la muerte de 100 ciudadanos israelíes. Entre los 415 líderes de Hamás que fueron expulsados entonces se encontraba, también, el actual primer ministro en la Franja de Gaza, Ismail Hanye.

 Tras el asesinato del jeque Ahmad Yassin y después de la toma de poder por parte de Hamás en la Franja de Gaza, el vínculo con Irán se fue reforzando. En Hamás siguieron con especial atención todo lo que sucedió en la Segunda Guerra del Líbano en la última guerra y sacaron sus propias conclusiones: para enfrentar a Israel debían desarrollar su capacidad militar y ser mucho más que una guerrilla, y que una organización como ésta necesita el respaldo de alguien que le provea armamento, fondos y entrenamiento. El resultado fue el mejoramiento gradual de las relaciones entre Teherán y Hamás, cuyo momento cúlmine fue la mediática visita del primer ministro Hanye a Irán y su regreso con gran cantidad de dinero en efectivo.

Por otra parte, así como en Israel se aprendieron las lecciones de la última guerra, también la organización Hezbollah tuvo sus propias comisiones investigadoras y todo el aprendizaje posterior fue recibido como imporantes lecciones por Hamás. La inteligencia israelí observa con preocupación cómo Hamás se va transformando en una organización con capacidad para utilizar elementos de inteligencia y militares de un país, tal como lo hace Hezbollah.

En este sentido, Hamás ha contado y cuenta con el apoyo concreto de los iraníes. Los palestinos se interesan también en el tema de la lucha subterránea, misiles anti-tanque avanzados, raquetas de diferentes tipos y todo tipo de asuntos relacionados con inteligencia y espionaje. Durante el último año y medio, el servicio de inteligencia militar israelí ha advertido que si Irán logra “iranizar” el conflicto palestino-israelí, las reglas del juego cambiarán por completo.

Las piedras explosivas

En Hamás tienen plena consciencia del alto grado de sensibilidad del pueblo israelí respecto de la vida de sus soldados y por ello, además de las bombas y explosivos comunes han preparado otro tipo de cargas explosivas, imitando las acciones de Hezbollah, especialmente los llamados “Klimagor”. Se trata de cargas explosivas que despiden esquirlas en una sola dirección – o sea, hacia el objetivo deseado – que no desperdicia energía estallando en todas direcciones. Estas bombas están recubiertas por yeso, la mayoría con forma de piedra o de otros objetos que no despiertan sospechas.  Según informaciones con que cuenta la inteligencia israelí, estos explosivos fueron utilizados por la organización Hezbollah contra las tropas israelíes en El Líbano.

También pudo saberse que la organización Jihad Islámica – que se ha preparado tanto como Hamás para la incursión del ejército israelí – cuenta con este tipo de explosivos, pero con una cobertura de fibra de vidrio, que permite mejorar el “diseño” y hacer que parezcan objetos inofensivos.

Estas opciones son aprendidas por los combatientes de Hamás en los cursos de entrenamiento, donde utilizan explosivos verdaderos, a fin de que todos adquieran experiencia directa en el manejo de estos elementos y que no haya un solo “experto en explosivos” que, si pierde la vida durante el enfrentamiento, no pueda ser reemplazado.

 Aprendiendo a secuestrar

 Con el objeto de difundir sus principios, Hezbollah ha creado el “Centro de Instrucción para el Combate”, que ha tenido entre sus filas a una larga lista de “alumnos” de Hamás.  

facebook_giladDe entre todos los temas que se enseñan en este centro, uno de los más importantes es el secuestro de soldados, una posibilidad para la cual la mayoría de las organizaciones terroristas en Gaza se entrenan. Estas organizaciones desean repetir el “éxito” de Hamás con el secuestro de Guilad Shalit e imitar a Hezbollah en el operativo que terminó con la vida de los soldados israelíes Eldad Reguev  y Ehud Goldwasser. A todo esto se suma un elemento más: el altísimo respeto y prestigio del que gozan los secuestradores, tal como quedó en evidencia en una demostración de cómo fue el secuestro de Guilad Shalit, realizada hace algunas semanas en una convención de Hamás.

 En este sentido, en un foro de Hamás en Internet puede verse la ejercitación de un ataque a una base del ejército israelí y el secuestro de un soldado, realizada hace dos meses por la Brigada Ezzedin Al Kassem – brazo armado de Hamás – en un campo de refugiados en la Franja de Gaza. Durante esta ejercitación se pone en práctica el accionar conjunto de francotiradores, lanzamiento de misiles anti-tanque, células que atraviesan el cerco de seguridad, y las distintas etapas de la lucha. Todo ello puede verse en un video de la organización.

La última imagen muestra a quienes participaron en el operativo, en fila, descargando las armas, ni más ni menos. Y, en general, en todas las imágenes, el grado de preparación militar que puede observarse es alto, el grado de mantenimiento de las armas es bueno, y el desenvolvimiento de los combatientes da cuenta de un alto grado de preparación y entrenamiento.

Según lo expresado en este mismo foro, se ejercita también el secuestro de soldados de puestos fronterizos y vehículos militares, incluida la práctica de cómo frenar a un vehículo en movimiento en zona urbana y el secuestro de un soldado llevándolo por las calles de alguna ciudad.

Expertos que observaron estos videos llegaron a la conclusión de que no necesariamente Hamás tiene intención de secuestrar a un soldado con vida. Según los testimonios de entrenamientos de Hamás, la gran cantidad de fuego que se utiliza durante el “secuestro” no deja ninguna posibilidad de que el secuestrado sobreviva. Todo parece indicar que en Hamás han comprendido que Israel estará dispuesto a pagar un alto precio por el cuerpo sin vida de uno de sus soldados y, al mismo tiempo, se evitarían así tener que esconderlo, custodiarlo y estar sometidos a la presión internacional habitual en estos casos.

Los túneles, una gota en el océano

Durante la primera semana del operativo se informó que el ejército israelí bombardeó 40 túneles, pero los organismos de inteligencia estiman que se trata de una gota en el mar. La red subterránea de Hamás cuenta con al menos 500 túneles, que últimamente han sido remodelados y perfeccionados. Una de las más destacadas novedades que se han introducido en los túneles es una red de comunicaciones celulares , a pesar del temor de que las conversaciones sean interceptadas.

En uno de sus foros, Hamás se ha enorgullecido de haber puesto en marcha esta red, como así también de haber cambiado todas las entradas a los túneles. Desde hace un tiempo, dichas entradas están cubiertas por grandes trozos de hormigón armado que ellos mueven a control remoto y que no pueden ser desplazados por seres humanos.

Y, por supuesto, están también los misiles Grad y Kassam, que asedian a la población del sur de Israel.file178 Además de haber aumentado considerablemente el alcance de sus misiles – tal como quedó demostrado en estos días – Hamás ha hecho grandes esfuerzos por reducir al máximo el tiempo de preparación para el lanzamiento. El objetivo es reducir el tiempo que los integrantes de las células que lanzan misiles hacia Israel pasan expuestos a los ataques de la Fuerza Aérea Israelí. Según estos videos, la preparación llevaba casi 25 segundos y los integrantes de Hamás han encontrado la fórmula para prepararlos antes y ahorrarse así, esos preciados 25 segundos.

 

Fuente de la información: Suplemento “Siete Días”, Yediot Ajaronot. Ronen Bergman. Comunicados de “Mercaz Moreshet Hamodiín.