Elogio de la locura

“Tenía 18 años, vestía con desenfado, exigía ser tratada como cualquier muchacha italiana y, por si fuera poco, acababa de irse a vivir con su novio, un católico 13 años mayor que ella. A ojos de El Ketawi Dafani, un inmigrante musulmán de 45 años procedente de Marruecos y que desde hace ocho vive en Italia, su hija Sanaa se había occidentalizado demasiado y estaba ‘deshonrándole’.
Por ello, y tras una semana de intentos en vano, el pasado martes la degolló en un bosque de Pordenone, al noreste de Italia. Italia asiste espeluznada a este asesinato de honor, agravado por las declaraciones de la madre de Sanaa justificando a su marido y asegurando que de alguna manera su hija se buscó ser asesinada. “Sanaa con nosotros estaba bien. Lo único que mi marido no quería era que saliera de noche con chicos. Sanaa cometió un error al marcharse de casa. También se ha equivocado mi marido. Pero es mi marido, el padre de mis hijos, estamos casados desde hace 22 años. ¿Qué sentido tendría que no le perdonara?”, ha sentenciado Fatna Sharok, de 39 años.
Su hija había conocido a su novio hace seis meses en el restaurante en el que Saana trabajaba como camarera y del que Massimo es copropietario. Pero el padre de la joven, ayudante de cocinero en otro local de la zona, nunca había aprobado la relación: no sólo por los 13 años de diferencia entre ambos sino, sobre todo, por motivos culturales y religiosos: él es católico y ella musulmana. La situación se hizo tan insostenible que degeneró el martes en tragedia.
Massimo y Sanaa se dirigían como todos los días en coche al restaurante donde trabajaban cuando, de repente, El Ketawi les obligó a detener el vehículo. Se inició entonces una violentísima discusión a gritos, que se agravó cuando el padre de Sanaa sacó un cuchillo. Massimo trató de interponerse y recibió una cuchillada que lo dejó malherido, mientras Sanaa escapaba corriendo al bosque. Su padre la siguió hasta alcanzarla. “No me había visto nunca hasta ese día. Mató a su hija por motivos religiosos”, ha declarado Massimo desde el hospital”. Diario El Mundo (España)

Por algún motivo que no tengo muy claro, “Elogio de la Locura” fue el título que vino a mi mente cuando leí esta noticia y decidí – instantáneamente -que pasaría a formar parte de mi blog. Y no es que el pobre Erasmo de Rótterdam tuviera algo que ver con la fe musulmana y mucho menos con tan perversa interpretación, con  los crímenes de honor, o la posiblidad de que una madre justifique el asesinato de su propia hija y decida perdonarlo … Pero sí asimilaba la locura con la estupidez, protagonista de su relato.

Claro que el padre de Sanaa, al igual que su amante esposa, están locos en el sentido “cotidiano” de la palabra, el que nos sale de la boca del estómago junto con una gran náusea al leer semejante noticia. Pero sin duda sabían lo que hacían, lo habían pensado, decidido y planeado y no tenían dudas de las razones con que justificarían semejante proceder. En pocas palabras: son imputables. O en palabras propias: juzgables, castigables.

Pero dicho como me sale del alma sería: ojalá pasen el resto de sus días en la cárcel, y alguna vez comprendan que nadie es dueño de una vida ajena, que nada justifica un asesinato y que la vida de un hijo es lo más sagrado, mucho más que cualquier dogma, religión o principio. Que lo comprendan ellos y quienes todavía inculcan el asesinato como modo de enmendar la conducta de los hijos, como salvación de un supuesto honor más alto que el de honrar la vida.

Ojalá el de Sanaa se transforme – en virtud de la publicidad de su calvario, que no tienen ni han tenido tantos otros – en un caso de justicia verdadera y castigo ejemplar, un verdadero “Elogio de la cordura”.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Eliseo
    Sep 21, 2009 @ 17:36:39

    De todas las “causas” suceptibles de provocar un homicidio, la que mayores escalofrios me produce, es aquella que surje de una aparente “normalidad” y que hunde sus raices en la aceptacion de la violencia criminal, como un hecho justificable … Parto de la base en tanto que creyente, que la vida (la nuestra y la ajena) solo pertenece a Aquel de quien la recibimos, y que como tal, debe ser respetada en todas las circunstancias y por encima de cualquier consideracion, en tanto que valor supremo y Sagrado … La banalizacion del horror producida por la repeticion de hechos luctuosos tan incalificables, constituye con mucho el elemento mas inquietante a tener en cuenta … Huerfanos de ciertas referencias humanas, eticas ó espirituales, corremos el peligro cierto,de convertirnos en individuos relativistas y sin escrupulos, ó en seres facilmente manipulables por los fanatismos de turno, con las consecuencias que bien podemos advertir …La perversidad atribuida al Islam en esa materia, se ve refrendada a traves de hechos como este, evidenciando una vez mas, el grado de sectarismo tribal que es capaz de desarrollar …Ninguna excusa ó compasion son de recibo para quienes son incapaces de experimentarla hacia su propia hija, anteponiendo a la misma, su despiadado fanatismo y estrechez de miras …

    Responder

  2. Ernesto
    Sep 21, 2009 @ 19:18:44

    Qué tremendo, todo el tiempo hay casos y nada los frena
    Que hagan algo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: